Con el mobiliario para parques infantiles se busca que los niños puedan disfrutar de su ocio en la máximas condiciones de seguridad posibles.

En la actualidad, muchos padres tienen miedo de que sus hijos puedan sufrir algún accidente mientras juegan en un parque infantil. Para que estas situaciones no ocurran, se debe disponer de material de calidad y que el mobiliario para parques infantiles cumpla todas las condiciones de seguridad. A continuación, te contamos cuáles son los fallos de seguridad habituales en parques infantiles.

Hay zonas con alturas que no disponen de las barandillas obligatorias de seguridad. Muchos toboganes que superan el metro de altura no tienen las medidas de seguridad necesarias. El tema de alturas es fundamental para que en un parque infantil los jóvenes disfruten con total seguridad. La conservación es clave, entonces debe haber un mantenimiento de todo el mobiliario con mucha frecuencia porque son aparatos con mucho uso y desgaste también por las condiciones climatológicas adversas.

Los anclajes y tornillos deben estar bien cubiertos sin ningún tipo de zona puntiaguda que pueda dañar a un niño. Han de estar siempre bien apretados y sujetos y ser renovados cada cierto tiempo porque sufren desgaste, como otras piezas.

Todo parque debe estar alejado a más de 30 metros del tráfico y siempre bien protegido de diversas formas. Puede protegerse de forma natural como por ejemplo con árboles o arbustos, también puede protegerse de forma artificial con vallas o barandillas.

En cuanto a las superficies, no se pueden utilizar las duras como el hormigón o el cemento. En su lugar, se debe poner caucho y materiales sintéticos que amortigüen las caídas que se puedan producir.

En Pavimentos de Caucho disponemos de un gran grupo de profesionales con muchos años de experiencia en la colocación y mantenimiento de parques infantiles. Nuestra prioridad es siempre la seguridad de los jóvenes.