Cómo deben ser las vallas de los parques infantiles

961 21 60 67
Cómo deben ser las vallas de los parques infantiles

Las vallas pasan por ser uno de los elementos del mobiliario para parques infantiles más importantes, no solo para delimitar la zona de juego en estos espacios al aire libre, sino también por razones de seguridad y para evitar que los niños puedan salir de la zona y ponerse en riesgo si los parques están cerca de carreteras.

Por este motivo, al que se suma que los padres pueden vigilar mejor a sus hijos en el parque y que se reducen las posibilidades de acceso de mascotas, las vallas para parques infantiles de Pavimentos de Caucho son uno de los productos más demandados en nuestra empresa.

Ahora bien, las vallas tienen que cumplir estas funciones importantes y, como casi todo lo que tiene que ver con los niños, está regulado tanto a nivel europeo como nacional para evitar que los más pequeños puedan tener algún tipo de riesgo. Así, por ejemplo, independientemente de que se identifiquen con colores llamativos y variados, están hechas normalmente con acero galvanizado pintado al horno, mucho mejor que la madera, dado que aguanta mejor las inclemencias meteorológicas y los posibles actos vandálicos que sufren como cualquier otro elemento de mobiliario para parques infantiles.

En cuanto a sus características, tienen una altura mínima de 80 cm. a nivel del suelo, a medida de los niños y un espaciado máximo entre elementos de 10 cm. para que no puedan meter la cabeza u otras partes del cuerpo y lesionarse. Además, no pueden tener elementos que sobresalgan, evitar formas que puedan causar atrapamiento y puertas de madera de acceso con cerradura, entre otras características.